Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

Los dolores de crecimiento son dolores temporales que sufren los niños en los miembros. Suelen producirse por la tarde, a la noche o poco después de acostarse. Por lo general, duran de 30 minutos a 2 horas. No están asociados con condiciones graves ni peligrosas.

Causas

Estos dolores, en realidad, no están relacionados con el crecimiento. Pueden aparecer sin razón o después de períodos de actividad física muy intensa, como correr, saltar y trepar. También pueden ser resultado de lo siguiente:

  • umbral de dolor más bajo;
  • disminución de la consistencia de los huesos;
  • síndrome de hiperlaxitud, en el que las articulaciones son más laxas de lo que deberían.

Factores de riesgo

Los dolores de crecimiento son muy comunes en niños de 4 a 14 años. Se manifiestan por igual en niños y niñas.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecerlos incluyen lo siguiente:

  • antecedentes familiares de dolores de crecimiento;
  • estrés emocional o familiar;
  • antecedentes personales o familiares de migraña;
  • antecedentes familiares de síndrome de piernas inquietas (SPI).

No se ha comprobado que el crecimiento rápido constituya un factor de riesgo.

Síntomas

Los dolores de crecimiento suelen producirse en la parte frontal de los muslos y las pantorrillas o detrás de las rodillas, pero también pueden presentarse en los miembros superiores. El dolor es intermitente y no aparece todos los días. Si aparece durante la noche, puede interrumpir el sueño.

Los dolores de crecimiento no aparecen por la mañana, ni tampoco son constantes.

Rodilla

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca del dolor y otros síntomas, así como sobre sus antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física.

El médico puede suponer que se trata de dolores de crecimiento sobre la base de la descripción que usted haga. No se necesitan pruebas adicionales.

Tratamiento

Hable con su médico para saber cuál es el mejor plan de tratamiento para su hijo. Los dolores de crecimiento desaparecen solos. Con el tiempo, disminuyen en intensidad y finalmente desaparecen por completo.

Durante un episodio de dolor, algunos cuidados básicos en el hogar pueden aliviar el malestar, como:

  • masajes;
  • estiramiento;
  • aplicación de calor en la zona;
  • analgésicos de venta libre, como paracetamol o ibuprofeno.

Prevención

Se desconoce la manera de prevenirlos.