Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La hiperalgesia visceral es un aumento de la sensibilidad de los órganos internos. Las personas con esta condición son más conscientes de las sensaciones normales que la mayoría. La sensación de malestar o dolor durante una enfermedad concreta también es mucho más intensa.

Los órganos que pueden estar comprometidos son el páncreas, los intestinos y el estómago.

Sistema nervioso

SNC y SNP
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Se percibe el dolor gracias a las señales enviadas a través del sistema nervioso. En la hiperalgesia visceral, los nervios están sobreexcitados y envían señales de dolor ante actividades normales, como la ingesta y la digestión. En el caso de una enfermedad o lesión que provoque dolor, los nervios pueden enviar señales incluso más fuertes y de mayor duración que lo normal.

La razón por la que aparece esta sensibilidad no siempre es clara. Suele comenzar después de una irritación de la zona, por ejemplo, debido a una infección, enfermedad o lesión. La irritación puede llevar a un estado de hipersensibilidad nerviosa. Sin embargo, la hiperalgesia visceral también puede presentarse sin estos elementos.

Factores de riesgo

Debido a que la causa no es clara, los factores de riesgo tampoco lo son.

Algunas de las condiciones que afectan a los órganos de la cavidad abdominal y que pueden generar hiperalgesia visceral son:

Síntomas

El tipo de dolor puede variar de una persona a otra. Se lo puede describir como un dolor sordo y continuo, como un dolor agudo o un ardor. Puede ser constante o intermitente.

Si también hay otras enfermedades o trastornos funcionales, puede haber otros síntomas además del dolor.

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará una exploración física. El dolor puede deberse a diversos problemas. El médico le realizará algunas pruebas para descartar otras causas posibles, como infecciones, condiciones crónicas o lesiones.

No existe una prueba específica para la hiperalgesia visceral. Se la puede considerar una vez descartadas las demás causas posibles.

Tratamiento

Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones incluyen lo siguiente:

Especialista en dolor

Habitualmente, el especialista en dolor es un psicólogo que lo ayudará a encontrar herramientas para atenuar la respuesta. Si bien el dolor se debe a un problema físico, sus patrones de pensamiento pueden influir en la intensidad del dolor. Las siguientes terapias pueden ser de ayuda:

  • Herramientas de relajación: el estrés puede agravar el dolor.
  • Biorregulación: se trata de un aparato que puede ayudarlo a identificar y controlar ciertas respuestas cuyo control normalmente es automático.
  • Terapia cognitivo-conductual: enseña a controlar la forma en que uno percibe una determinada situación y reacciona ante ella.

Estas terapias también pueden ayudarlo a desarrollar capacidades para lidiar con los problemas y hacer frente a las actividades cotidianas. La terapia familiar también puede ayudar a atenuar el estrés generado por las relaciones interpersonales cuando se trata un dolor crónico.

Medicamentos

También se pueden recomendar medicamentos. Algunos antidepresivos y anticonvulsivos sirven para reducir las señales de dolor que se envían al cerebro. Se pueden indicar medicamentos para aplacar las sensaciones de dolor que aparecen durante actividades normales y que repercuten en la vida cotidiana.

Prevención

Debido a que la causa no es clara, no se conocen medidas de prevención.