Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

El penfigoide ampolloso es un trastorno autoinmunitario que causa ampollas en la piel. Es una condición a largo plazo que es más común que ocurra en personas de la tercera edad.

Ampollas en la piel

Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Generalmente, el sistema inmunitario ataca los cuerpos extraños para prevenir o detener infecciones. Cuando el sistema inmunitario ataca al tejido sano, se denomina “trastorno autoinmunitario”. En el caso del penfigoide ampolloso, el sistema inmunitario ataca al tejido que se encuentra justo debajo de la capa superior de la piel.

En general, se desconoce la causa exacta del penfigoide ampolloso o de los trastornos autoinmunitarios. Algunos casos de penfigoide ampolloso pueden asociarse con otras enfermedades inmunitarias como la diabetes o la artritis reumatoide.

Factores de riesgo

El penfigoide ampolloso es más común en personas de 60 años o más.

En un pequeño número de casos, esta condición puede ocurrir después de lo siguiente:

Síntomas

La comezón intensa de la piel suele ser el primer signo. Con el tiempo, aparecen un sarpullido o ampollas. Las ampollas suelen ser transparentes, y los lugares más comunes donde aparecen son los brazos, las piernas, el abdomen y la boca, junto con arrugas en la piel. Las ampollas pueden romperse y formar ulceras.

Es posible que transcurran unos años entre el comienzo de la comezón y la aparición del sarpullido.

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. Es posible que lo deriven a un especialista de la piel.

Pueden realizarse estudios para ayudar a distinguir el penfigoide ampolloso de otras condiciones con síntomas similares. Los exámenes pueden incluir lo siguiente:

  • Análisis de sangre
  • Biopsia de la piel: toma de una muestra del tejido afectado para analizar

Tratamiento

El penfigoide ampolloso responde bien al tratamiento y suele desaparecer en un lapso de cinco años. Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones incluyen:

Medicamentos

Ciertos medicamentos pueden contribuir a deprimir el sistema inmunitario y a reducir el daño de la piel. Las opciones de medicamentos pueden incluir lo siguiente:

  • Esteroides: (tópico, oral o inyectable) contribuyen a deprimir el sistema inmunitario.
  • Inmunodepresores: (oral o inyectable) contribuyen a deprimir el sistema inmunitario en aquellos pacientes que no responden bien a los esteroides.
  • Antibióticos: (tópico) se usan para tratar la infección y reducir la inflamación en aquellos pacientes a los que no se les puede administrar esteroides o que tienen que tomar dosis reducidas de estos. Se pueden utilizar con cremas de esteroides.

Los antibióticos o los medicamentos antisépticos también pueden utilizarse para prevenir o tratar las infecciones en la piel lesionada.

Cuidado de la piel

Las ampollas no deben tocarse dentro de lo posible. Sin embargo, las que interfieren con las actividades cotidianas pueden drenarse.

Un buen cuidado de la piel disminuye el riesgo de infección en la piel lesionada.

Prevención

Debido a que la causa no es clara, no se conocen maneras de prevenir el penfigoide ampolloso.