Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La depresión es una enfermedad mental que se caracteriza por sentimientos de profunda tristeza y falta de interés en las actividades. Es un estado de desánimo persistente que afecta la capacidad de funcionar y de apreciar los distintos aspectos de la vida.

La depresión atípica es depresión con períodos de mejor estado de ánimo como respuesta a acontecimientos positivos. La variedad atípica también tiene algunos síntomas que no suelen encontrarse en la depresión.

Causas

Se desconoce la causa de la depresión atípica, pero es probable que se deba a cambios en la química cerebral. Probablemente es el resultado de una combinación entre factores genéticos y ambientales.

El cerebro

Brain Man Face
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de riesgo

Si bien la causa exacta de la depresión no ha sido claramente establecida, hay varios factores relacionados con la depresión atípica, tales como los siguientes:

  • Tener antecedentes familiares de depresión.
  • Tener antecedentes personales de enfermedades mentales.
  • Sufrir enfermedades crónicas, como el cáncer.
  • Haber vivido sucesos traumáticos o estresantes.
  • Tener antecedentes de abuso físico o sexual.
  • Tener antecedentes de trastorno por abuso del alcohol o de drogas.
  • Consumir determinados medicamentos.
  • Carecer de un sistema de apoyo.

Síntomas

Las personas con depresión atípica tienen períodos de depresión y otros de mejor estado de ánimo, conocidos como “reactividad del estado de ánimo” Otros síntomas posibles incluyen los siguientes:

  • Comer en exceso.
  • Dormir en exceso.
  • Sentir las piernas o los brazos pesados.
  • Sentirse rechazado

Diagnóstico

No hay análisis de sangre ni pruebas de diagnóstico para detectar la depresión atípica. Se le preguntará acerca de sus síntomas e historia clínica. También es posible que su médico le pregunte sobre los síntomas y comportamientos depresivos, así como sobre sus antecedentes familiares de problemas de salud mental.

Se pueden usar cuestionarios específicos de salud mental. Esto ayudará a obtener información detallada acerca del habla, los pensamientos, la memoria y el estado de ánimo. Un examen físico y otras pruebas que pueden ayudar a descartar otras causas.

Tratamiento

El tratamiento que combina medicamentos y psicoterapia suele ser el más efectivo.

Antidepresivos

Los antidepresivos pueden ser más efectivos en personas con depresión atípica. Estos medicamentos pueden tardar entre dos y seis semanas en alcanzar su eficacia máxima. Existen muchos tipos diferentes de medicamentos para tratar la depresión atípica. Trabajará con el médico para encontrar el medicamento que más lo beneficie y que tenga la menor cantidad de efectos secundarios posible.

Terapia

Hay varios tipos de psicoterapia para la depresión atípica. Las opciones incluyen terapia cognitivo-conductual (TCC), terapia interpersonal, terapia psicodinámica o una combinación de estas. La terapia tiene por objeto ayudarlo a lidiar con dificultades en las relaciones, a cambiar el pensamiento negativo y los patrones de comportamiento, y a resolver sentimientos difíciles.

Ejercicio

Se demostró que un programa regular de ejercicios alivia algunos de los síntomas. Debería desempeñar una función importante en el tratamiento general de la depresión atípica.

Prevención

Que sufra o no depresión depende de la composición genética, por lo que no puede prevenirse. Sin embargo, ciertos hábitos pueden ayudar a reducir el riesgo de depresión:

  • Sea consciente de los factores de riesgo personales
  • Sométase a una evaluación psiquiátrica y acuda a psicoterapia si lo requiere
  • Reciba apoyo social
  • Aprenda técnicas para el control del estrés
  • Hacer ejercicio con regularidad
  • No abuse del alcohol ni de drogas
  • Duerma, descanse y diviértase adecuadamente
  • Consuma alimentos saludables, incluidas frutas, verduras y granos integrales.