Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

La psicosis es la pérdida de contacto con la realidad. Puede provocar creencias falsas, llamadas delirios, o la percepción de cosas que realmente no existen (alucinaciones).

Causas

La psicosis puede deberse a cambios en las sustancias químicas o estructuras del cerebro. Algunas condiciones asociadas con la psicosis incluyen:

  • Condiciones psicológicas como la esquizofrenia, algunos trastornos de la personalidad, el trastorno bipolar y la depresión grave
  • Condiciones médicas como VIH y SIDA, malaria, infecciones cerebrales, algunas condiciones metabólicas o neurológicas y la enfermedad de Alzheimer
  • Algunos medicamentos o el abuso de alcohol o drogas como cocaína, LSD y metanfetaminas

El cerebro

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de psicosis incluyen:

  • Antecedentes familiares de enfermedad mental
  • Anomalías cerebrales
  • Complicaciones durante el embarazo o el parto
  • Pérdida de los padres durante la niñez
  • Mal funcionamiento familiar
  • Abuso de sustancias

Síntomas

Los síntomas varían, pero pueden incluir:

  • Alucinaciones: auditivas, visuales, olfativas, gustativas o que llevan a percibir cosas que no existen
  • Delirios: creencias inusuales o falsas
  • Confusión o desorientación
  • Cambios repentinos de humor o comportamiento extraño

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. También se recopilará información sobre consumo de alcohol, drogas, medicamentos de venta con receta, complementos y hierbas. Se realizará una evaluación psiquiátrica.

Se pueden hacer pruebas de fluidos corporales para buscar la presencia de sustancias que pueden causar problemas o detectar desequilibrios en el organismo. Esto puede realizarse por medio de:

  • Análisis de sangre
  • Análisis de orina

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa de la psicosis. Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Puede ser necesaria la hospitalización hasta que se controle la psicosis. El tratamiento puede incluir una o más de las siguientes opciones:

Terapia psicológica

Los tratamientos con terapia psicológica suelen recomendarse además de los medicamentos. Existen diversos tipos de terapias, como por ejemplo:

  • Terapia cognitivo-conductual para modificar los patrones de pensamiento problemáticos
  • Terapia familiar para ayudar a su familia a afrontar su condición e identificar las señales, como la deambulación o lesiones autoinfligidas, que indican que usted puede necesitar ayuda adicional
  • Grupos de apoyo para hablar con otras personas que han tenido experiencias similares

El equipo médico ayudará a determinar cuál es la mejor terapia o si necesita más de una.

Medicamentos

Le pueden recomendar medicamentos para controlar los síntomas. El tipo o la combinación exacta dependerán de los síntomas y las causas. Algunas opciones incluyen:

  • Fármacos antipsicóticos para bloquear ciertas sustancias químicas del cerebro y controlar los pensamientos anormales
  • Antidepresivos para tratar la depresión
  • Ansiolíticos para tratar la ansiedad
  • Estabilizadores del estado de ánimo para ayudarlo a normalizar su estado de ánimo

Prevención

La prevención depende de la causa de la psicosis. Las personas con riesgo de psicosis pueden prevenir un episodio psicótico mediante el tratamiento cuidadoso de la condición relacionada.