Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

Una cefalea postraumática es un síntoma común después de una lesión o trauma en la cabeza y el cuello.

Cabeza y cuello

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Una cefalea postraumática tiene lugar después de un trauma en la cabeza y el cuello. El dolor de cabeza puede ser causado por:

  • Acumulación de líquido o sangre en el cráneo
  • Cambios en el cerebro causados por la lesión
  • Lesiones en el cuello y cráneo que aún se están curando
  • Tensión y estrés

Hay diferentes tipos de cefaleas. Los tipos más comunes de cefaleas postraumáticas incluyen:

  • Cefaleas tensionales debido a la tensión o espasmos musculares y el estrés
  • Migrañas debido a una zona sensible del cerebro que desencadena una señal de dolor
  • Cefaleas de origen cervical debido a una lesión en los músculos y los tejidos blandos
  • Cefaleas de rebote como consecuencia de los medicamentos utilizados para tratar los dolores de cabeza

El dolor de cabeza también puede incluir factores psiquiátricos, conductuales y sociales.

Factores de riesgo

Su probabilidad de una cefalea postraumática aumenta si ha tenido antecedentes de lesiones en la cabeza.

Síntomas

Un dolor de cabeza postraumático puede ocurrir inmediatamente después de la lesión o cuando la lesión está sanando. Los síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor de cabeza: los síntomas dependen de la causa del dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos
  • Sensibilidad al sonido y a la luz
  • Problemas visuales, como ver manchas o luces brillantes
  • Dolor que se presenta al finalizar el día.
  • Dolor que comienza en el cuello, los hombros y la parte posterior de la cabeza
  • Dolor con el movimiento del cuello
  • Vértigo
  • Dificultad para dormir
  • Problemas para concentrarse
  • Cambios de la personalidad y del estado de ánimo

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas, antecedentes clínicos y lesiones recientes. Se le realizará un examen físico. El diagnóstico se basa en el examen y los antecedentes. Es posible que sea derivado a un médico especializado en el cerebro y el sistema nervioso si el dolor de cabeza persiste, hay cambios en el estudio o es fuerte.

También se le preguntará sobre la frecuencia y el patrón de los dolores de cabeza. Para poder responder más fácilmente, considere mantener un registro diario de lo siguiente:

  • Cuando los dolores de cabeza empiezan y terminan
  • Qué estaba haciendo a esa hora
  • Lo que hizo para tratar de aliviar el dolor
  • Cualquier otro síntoma que tuvo con su dolor de cabeza

Las imágenes pueden ser tomadas del cerebro, la cabeza y el cuello para buscar signos de lesión. Esto puede realizarse por medio de:

Tratamiento

Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones incluyen:

Medicamentos

El médico le puede recomendar medicamentos para ayudar a controlar el dolor. Las opciones de medicamentos pueden incluir los siguientes:

  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno y el naproxeno
  • Medicamentos de venta libre contra migrañas
  • Analgésicos con receta
  • Miorrelajantes
  • Ansiolíticos, muy pocas veces

Reposo

Las lesiones de cabeza y cuello pueden llevar tiempo hasta curarse. Es importante seguir las indicaciones del médico y ajustar las actividades según sea necesario. Rara vez se necesita reposo absoluto.

Otras medidas de cuidados en casa pueden incluir hielo y masajes.

Técnicas de reducción del estrés y técnicas de control del estrés también pueden ayudar a disminuir o controlar el dolor.

Prevención

Para ayudar a reducir la probabilidad de contraer una lesión en la cabeza y en el cuello, siga estos pasos:

  • Use un casco durante ciertas actividades (como andar en bicicleta o motocicleta, jugar un deporte de contacto, usar patines, motos o patinetas, montar a caballo, practicar esquí o snowboard).
  • Reduzca los riesgos de caídas en el hogar.
  • Use siempre el cinturón de seguridad en automóviles.
  • Nunca beba y conduzca.
  • Evite el uso de sedantes, especialmente cuando conduce.