Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

El calcio es un mineral necesario para la salud ósea, el movimiento muscular y la función nerviosa. La hipercalciemia son niveles de calcio en la sangre superiores a los normales.

Los altos niveles pueden causar varios problemas en todo el cuerpo. Los niveles altos de calcio durante mucho tiempo también pueden provocar cálculos renales.

Cálculos renales

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La vitamina D ayuda a absorber el calcio de los alimentos o de los suplementos. Una vez en el cuerpo, el calcio puede ser almacenado en los huesos o en la sangre. El exceso de calcio puede ser excretado por los riñones. Los niveles de calcio en la sangre están normalmente regulados por hormonas de la glándula paratiroidea. La hipercalciemia puede ocurrir si una enfermedad o medicación interfiere con este proceso. La causa más común de hipercalciemia es una glándula paratiroidea hiperactiva.

La deshidratación también puede causar una hipercalciemia temporal. La disminución del fluido en la sangre causa un aumento en la concentración de calcio.

Factores de riesgo

Los factores que pueden interferir con las hormonas y conducir a la hipercalciemia incluyen:

  • Determinados tipos de cáncer
  • Problemas de tiroides
  • Ciertos trastornos, como la insuficiencia suprarrenal y acromegalia
  • Ciertos medicamentos, como el litio

Los factores que pueden aumentar la cantidad de calcio en el cuerpo incluyen:

  • El exceso de suplementos de vitamina D o vitamina A, que aumenta la absorción de calcio
  • Ciertos medicamentos, como los diuréticos y los antiácidos que contienen calcio
  • Ciertas enfermedades asociadas con la inflamación, como sarcoidosis, beriliosis o tuberculosis
  • Linfoma de Hodgkin

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de hipercalciemia incluyen:

  • El exceso de vitamina D, que provoca la liberación de calcio de los huesos a la sangre
  • Cáncer o tratamiento contra el cáncer, que libera calcio de las células dañadas
  • Trastornos genéticos
  • La deficiencia de fosfato en los recién nacidos
  • In o nefropatía: no puede deshacerse de calcio

Síntomas

Los síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor de huesos
  • Debilidad muscular
  • Estreñimiento
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Deshidratación
  • Dificultad para concentrarse y problemas de memoria
  • Comezón
  • Latidos cardíacos irregulares

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico.

Los fluidos corporales se pondrán a prueba. Esto puede realizarse por medio de:

  • Análisis de sangre
  • Análisis de orina

Si la hipercalciemia se relaciona con un problema de paratiroides, el médico puede necesitar imágenes con:

Es posible que se realicen otras pruebas para detectar efectos de hipercalciemia, por ejemplo:

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa de la hipercalciemia. Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones incluyen:

Rehidratación y medicamentos

Se deben administrar líquidos intravenosos para ayudar a eliminar el exceso de calcio.

La medicación también puede administrarse para controlar la afección que causa el problema o para fomentar la eliminación de calcio de la sangre. Las opciones de medicamentos pueden incluir los siguientes:

  • Bifosfonatos
  • Calcitonina
  • Glucocorticoides

Otros pasos de apoyo

Otros tratamientos dependen de la causa de la hipercalciemia, pero pueden incluir:

  • Limitar la ingesta de calcio y vitamina D. Debe ser derivado a un nutricionista.
  • La cirugía paratiroidea puede ser necesaria para tratar la hipercalciemia en pacientes con hiperparatiroidismo.
  • Diálisis: para los casos graves de hipercalciemia debida a una insuficiencia renal.

Prevención

Para ayudar a reducir la probabilidad de contraer hipercalciemia, controle enfermedades como el hiperparatiroidismo.