Definición | Causas | Factores de riesgo | Síntomas | Diagnóstico | Tratamiento | Prevención

Definición

El hipertiroidismo se desarrolla cuando la glándula tiroidea está hiperactiva y produce demasiada hormona tiroidea. La glándula tiroidea es una glándula con forma de mariposa ubicada en la parte frontal del cuello. Produce hormonas llamadas T3 y T4. Estas hormonas controlan el metabolismo del cuerpo.

La glándula tiroidea

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

El hipertiroidismo puede ser causado por lo siguiente:

  • Enfermedad de Graves: el sistema inmunitario produce anticuerpos que hacen que la glándula tiroidea produzca hormonas tiroideas en exceso.
  • Nódulos tiroideos:
    • Bocio uninodular tóxico: un área única/nódulo en la glándula tiroidea está hiperactivo.
    • Bocio multinodular tóxico: múltiples nódulos en la glándula tiroidea que producen hormonas tiroideas en exceso.
  • Tiroiditis:
    • Tiroiditis autoinmune: inflamación de la glándula tiroidea que deriva en derrame de hormonas tiroideas en el torrente circulatorio (puede generar posteriormente hipotiroidismo)
    • Tiroiditis subaguda: inflamación de la glándula tiroidea (con frecuencia posteriormente genera hipotiroidismo)
  • Ingerir demasiada hormona tiroidea: en muy raras ocasiones proveniente de carnes contaminadas por glándulas tiroideas animales

Factores de riesgo

Estos factores incrementan su probabilidad de desarrollar hipertiroidismo:

  • Sexo: femenino (ocho veces más frecuente en mujeres que en hombres)
  • Edad: entre 20 y 40 años
  • Embarazo: tiroiditis posparto (hipertiroidismo seguido por hipotiroidismo)
  • Antecedentes familiares de la enfermedad de Graves
  • Ciertas infecciones virales
  • Tabaquismo

Informe a su médico si presenta estos factores de riesgo.

Síntomas

Los síntomas aparecen con lentitud. Pueden confundirse con el estrés. A medida que la tiroides se vuelve más activa, los síntomas pueden incluir:

  • Pérdida inexplicable de peso a pesar un aumento del apetito
  • Palpitaciones cardíacas
  • Aumento de la cantidad de evacuaciones/diarrea
  • Inquietud
  • Temblores
  • Fatiga
  • Cambios en la libido
  • Debilidad o pérdida muscular, especialmente en personas de edad avanzada
  • Intolerancia al calor
  • Glándula tiroidea de mayor tamaño ( bocio)
  • Incremento de sudor
  • Nerviosismo
  • Irritabilidad
  • Engrosamiento rojizo y voluminoso de la piel en el frente del mentón
  • Falta de aliento
  • Período menstrual irregular o inexistente
  • Insuficiencia cardíaca o fibrilación auricular, en especial en las personas de edad avanzada

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas, su historial clínico y sus antecedentes familiares. Se le realizará un examen físico. En general, el examen revela:

  • Glándula tiroidea agrandada, también conocido como bocio
  • Pulso acelerado
  • Piel húmeda y caliente
  • Ojos prominentes rojizos agrandados (oftalmopatía)
  • Reflejos prominentes
  • Debilidad muscular (brazos y piernas)
  • Sarpullido en el frente del mentón

El médico puede solicitar las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre
    • Tirotropina u hormona estimulante de la tiroides (TSH); en la actualidad, la mejor prueba de detección
    • Tetrayodotironina (T4) y triyodotironina (T3) libres:un patrón de una baja TSH con altos niveles de T3 y T4 confirma el diagnóstico.
    • Autoanticuerpos tiroideos (anticuerpo del receptor de la TSH)
    • Gammagrafía tiroidea: puede ser necesaria para diferenciar entre la enfermedad de Graves y otras causas
  • Prueba de captación de yodo radioactivo: mide la actividad de la tiroides al absorber el yodo.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de:

  • La causa del hipertiroidismo
  • El estado de embarazo

Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos antitiroideos

Los medicamentos antitiroideos producen mejores resultados para la enfermedad de Graves. Los ejemplos incluyen:

  • Carbimazola: el tabaquismo puede interferir en la forma en que el cuerpo utiliza este medicamento Si fuma, consulte a su médico sobre cómo dejar de fumar. (no está disponible de manera comercial en los Estados Unidos)
  • Metimazol : una vez por día
  • Propiltiouracilo : tres veces por día ( Nota: existe un pequeño riesgo de daño hepático grave con el uso de este medicamento).

Todos estos medicamentos pueden causar sarpullido, fiebre y dolor en las articulaciones. Las reacciones secundarias graves incluyen falta de células que combatan la infección, y el PTU se asoció específicamente a la insuficiencia hepática.

Si la enfermedad entra en remisión, es posible que no necesite los medicamentos.

Betabloqueantes

Es posible que necesite tomar betabloqueantes. Estos fármacos alivian la frecuencia cardíaca rápida y el nerviosismo. Los ejemplos incluyen:

  • Propranolol
  • Atenolol
  • Metropolol

Yodo radioactivo

El yodo radioactivo se administra por vía oral. Posteriormente, es absorbido por la glándula tiroidea. Una vez allí, daña la mayor parte de las células tiroideas. Estas células ya no producen hormonas tiroideas. Después de algunos días, el yodo en exceso sale del cuerpo con la orina o adopta un estado no radioactivo. Es posible que necesite tomar un suplemento tiroideo de forma diaria.

Cirugía

La cirugía no es habitual para el tratamiento del hipertiroidismo. Puede ser una opción cuando el tratamiento médico falla.

Deberá tomar un suplemento tiroideo todos los días después de la cirugía.

Protección para los ojos

Si existen síntomas en los ojos, como enrojecimiento y resecamiento de los ojos o visión doble, el médico puede recetarle lo siguiente:

  • Protección para los ojos antes de dormir
  • Lágrimas artificiales
  • Anteojos de sol

Si se le diagnostica hipertiroidismo, siga las instrucciones de su médico. Es posible que sea derivado a un oftalmólogo.

Prevención

No hay pasos preventivos específicos. Realícese exámenes de detección habituales si tiene antecedentes familiares de hipertiroidismo.